Extorsión empresarial y seguridad pública en Tijuana: ¿quién protege a quién?


Este informe presenta los hallazgos de una investigación sobre la extorsión comercial y el cobro de piso en Tijuana. Si bien se trata de un fenómeno que puede afectar a cualquiera que forme parte de una cadena de valor, nuestro trabajo se enfoca en los grandes empresarios, las Pymes y los comerciantes de sectores formales e informales de la ciudad fronteriza.

Desde México Evalúa, en alianza con el Center for International Private Enterprise (CIPE), the Center for U.S.-Mexican Studies at University of California, San Diego y Global Initiative Against Transnational Organized Crime (GI-TOC), documentamos esta suerte de “impuesto criminal”. Lo hicimos para entender las dinámicas específicas de su ocurrencia; el impacto que tiene en la economía y la vida cotidiana de quienes lo padecen -o temen que así será, eventualmente-; y las respuestas ofrecidas por las autoridades y la sociedad civil para gestionar el fenómeno. El desafío inicial es apremiante. ¿Cómo documentar un delito al que se asocia una cifra negra de alrededor de 97% (ENVIPE, 2022)? En el país, apenas el 3% de los casos se denuncian y, de ellos, prácticamente ninguno motiva una investigación judicial o termina en una sentencia. Nuestro principal hallazgo es el siguiente: para el establecimiento de la relación “cobro de piso-protección”, es central la construcción de un ambiente violento que estimule la necesidad de protección y, con ella, aceptar la oferta de este proveedor criminal de protección: mientras mayor capacidad violenta se atribuya a los perpetradores, más probable es que sus víctimas paguen. Esto puede ser el origen de un ciclo infinito de violencias que no hace más que escalar: el ambiente violento genera necesidad de protección, se abre una oferta de protección en la que los actores criminales son proveedores y estos, a su vez, usan la violencia para garantizar el apego al acuerdo y “sancionar” a quienes no lo respetan. Entonces, alrededor de la extorsión y el cobro de piso, cohabitan diferentes expresiones de violencias y ésta, al mismo tiempo, entraña otras tantas: incendios, homicidios, levantones.