Por un presupuesto realista y sostenible

Un presupuesto no es otra cosa que un ejercicio de previsión de ingresos y gastos y, para que cumpla su función, debe ser realista y sustentarse en supuestos objetivos y razonables. Para que esto suceda, es necesario regular adecuadamente la elaboración del paquete económico, implementando mecanismos de control de sesgos políticos y de otra índole, como lo recomiendan las mejores prácticas en transparencia y rendición de cuentas.

Descifrando la Caja Negra del Gasto

Tenemos que elevar la efectividad del gasto público para que su impacto sobre el crecimiento y el bienestar sea palpable. Este objetivo se podrá alcanzar si el gasto se planea, presupuesta, ejerce y evalúa apropiadamente, fases de un ciclo que todavía es muy deficiente en nuestro país.

Reforma Social y Hacendaria 2013

La “Reforma Social y Hacendaria” propuesta al Congreso de la Unión trata de mejorar el sistema fiscal, aumentar la recaudación y la descentralización del gasto. Pese a sus partes positivas, el diseño propuesto conlleva enormes riesgos económicos que no han sido evaluados hasta ahora. No existen elementos en las iniciativas que den certeza sobre la recaudación que se pretende obtener, ni sobre el destino del gasto que se propone ejercer. Bajo un escenario negativo interno y externo, el paquete enviado al Congreso puede representar un retroceso significativo en la estabilidad macroeconómica lograda en las últimas décadas.

10 puntos para entender el Gasto en Infraestructura en México: evaluación del Programa Carretero 2007-2012

México Evalúa convocó a un grupo de investigadores, académicos y expertos que se dieron a la tarea de valorar los efectos del gasto en el desarrollo del país, así como en el bienestar de los ciudadanos en el corto y mediano plazo. Como resultado, los estudios evidenciaron que el gasto público en México tiene efectos limitados para promover el crecimiento económico y la equidad de oportunidades.

Cruzada contra el hambre: dudas y preocupaciones

Resolver el problema de pobreza alimentaria va más allá de una campaña o “cruzada” y depende de muchos factores, particularmente de un mejor desempeño económico, una mejor calidad educativa, condiciones mínimas en los hogares para desarrollar capacidades cognitivas y afectivas, así como de incentivos para integrarse a la nueva economía. La combinación de estos factores permite lograr que los ciudadanos tengan la capacidad de generar ingresos al momento de convertirse en población económicamente activa.

10 puntos para entender el gasto en salud en México

Durante las últimas décadas, el financiamiento público para la atención del sector salud del país ha aumentado de forma significativa. Principalmente se ha incrementado el gasto dirigido a la población que no tiene acceso a la seguridad social, con lo cual se busca cerrar las brechas del financiamiento entre la población que cuenta con ella y la que carece de la misma. No obstante, existen indicios de que el incremento constante del gasto no se está traduciendo, al mismo ritmo, en mejoras de salud para la población, mayor número de servicios otorgados, así como a mayores recursos físicos y materiales destinados a dicho propósito.

La Presidencia de la República: Un apartado que no conoce la crisis

Ante la escasez de recursos para financiar los temas de interés públicos, la evaluación y seguimiento del gasto en su uso y aplicación resulta fundamental, sobre todo cuando se observa una constante preocupación por los resultados de las políticas públicas y la capacidad de gobernabilidad. De ahí que, en un contexto de mayor pluralidad política y de transición democrática, se requiere volver la mirada hacia las instituciones de representación política para valorar el cumplimiento de sus objetivos y funciones. En este sentido, no es un asunto menor el análisis y escrutinio de las estructuras y apoyos con que cuenta el presidente para conducir el país.