POSTED BY Alejandro García 28 junio, 2019

El costo financiero es un foco rojo

El subejercicio del gasto del Gobierno aumentó 28% en el mes de mayo, en relación al mes anterior (abril 2019); pasó de 112 mmdp a 143 mmdp y representó el 6% del gasto aprobado. Pemex sigue sin poder incrementar sus ingresos. El costo financiero –pago de intereses de la deuda– alcanzó el monto más alto desde 1992.

Continúa el desplome del gasto anual en la inversión física del Sector Público (SP), que cayó 16%. Además, el valor de la construcción pública[1] se encuentra en el punto más bajo desde que se realiza dicha encuesta (2006). Nos preocupa que se continúe con dicha tendencia, pues limita las posibilidades del desarrollo y de bienestar de los mexicanos.

    • Pemex y CFE siguen absorbiendo los recursos que el Gobierno Federal (GF) está subejerciendo. El GF tuvo en sí un balance positivo (13 mmdp), pero Pemex y CFE terminaron por ‘lastrarlo’. Ese balance negativo (-94 mmdp) sigue creciendo; sólo en 2015 se observó una situación similar en Pemex –mas no en CFE–. En conjunto, el superávit del SP fue de 32 mmdp. Este superávit notable es, sin embargo, menor al observado en mayo de 2013. (Ver Gráficas 1 y 2)
    • El balance primario[2] del SP y del GF alcanzó para cubrir el pago de intereses, situación no observada desde 2013, si no se consideran los ingresos extraordinarios de los remanentes de operación del Banxico (2017 y 2018). Se observó el monto más alto de pago de intereses –costo financiero– desde 1992, que creció 7% respecto a mayo de 2018. (Ver Gráfica 4)
    • La suma de todos los ingresos presupuestarios revela un leve incremento de 0.7% real respecto del año anterior. Los ingresos del GF subieron 2.4% real, aunque los ingresos por IVA exhibieron, en la práctica, un estancamiento (0.7%). La recaudación de IEPS por gasolinas (+66%), ISR (1.6%) y los no tributarios no petroleros compensaron la caída en los ingresos petroleros (-17%). Los ingresos de Pemex continúan desplomándose (-29%). (Ver Gráfica 9)
    • En relación con lo aprobado, los ingresos totales del GF van en línea con los aprobados para abril de 2019 (+1%). En contraste, los ingresos presupuestarios van 2.6% por debajo de lo aprobado para el mes de mayo. Los ingresos por IEPS van por arriba, pero los ingresos por IVA y petroleros del GF van rezagados.
    • Se acentúa una caída en el gasto público en comparación con el año anterior. Fue menor de lo planeado y aprobado para mayo de este año, lo que pone el riesgo una adecuada provisión de servicios públicos. El gasto del SP y del GF disminuyó en 6% respecto del año previo. La inversión física del SP se redujo 16%, mientras que la del GF se desplomó 27% (ver Gráfica 5)
    • Lo que no deja de aumentar (7%) son los intereses de la deuda de todo el SP y la inversión financiera del Gobierno en las empresas productivas (Pemex y CFE); sin duda, esto terminará presionando la situación del balance público. (Ver Gráfica 4)
    • La composición del gasto se sigue deteriorando. El porcentaje que representa la inversión del gasto corriente se mantiene en 17%. Éste es el valor más bajo desde 2012. (Ver Gráfica 6)
    • El valor de la construcción pública presentó su nivel más bajo desde que se tiene registro por medio de la Encuesta de Empresas Constructoras. Presentó una caída de 27% real respecto a mayo del año previo. (Ver Gráfica 11)
    • La disminución del gasto se localiza en Adefas (-86%), Ramo 23 (-46%), Educación (-15%), y Agricultura y Desarrollo Rural (-41%), Comunicaciones y Transportes (-44%), Pemex y CFE. (Ver Gráfica 8)
    • En relación con lo aprobado para 2019, el gasto también va rezagado y exhibe subejercicios graves, especialmente en los servicios de salud. La Secretaría de Salud, IMSS e ISSSTE presentaron un subejercicio de 42 mil millones de pesos (-10%) en relación al presupuesto aprobado para mayo 2019. En abril fue de 34 mmdp. Es decir, el subejercicio se incrementó 24% de abril a mayo.
    • El SP en conjunto arrastra un subejercicio de 6% o 143 mmdp. Por su parte, el gasto exclusivo del GF exhibe un subejercicio de 6% o 102 mmdp en relación con el PEF, lo que afecta la provisión oportuna y adecuada de servicios al público. (Ver Gráfica 6)
  • Los ejecutores que llevan un gasto por arriba de lo calendarizado son: CFE (17% o 31 mmdp) y Energía (1126% o 22 mmdp).
[1] Gastos en la ejecución de obras y servicios: es el importe monetario que destinó la empresa en la ejecución de obras y servicios para realizar su actividad económica.
[2] Ingresos menos gastos antes del pago del costo financiero.

¿Quieres recibir los Números de Erario en tu correo?

Mes con mes, Erario actualiza los indicadores sobre el ejercicio del presupuesto.

Regístrate aquí

* requerido
TAGS :