POSTED BY Alejandro García 1 agosto, 2019

Al bajo crecimiento se le suman presiones adicionales. 

Para decirlo pronto: se usará el ahorro para continuar con el rescate de Pemex. Hacienda planea usar 121 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización (FEIP) para compensar la reducción en la carga fiscal de Pemex y la caída en los ingresos petroleros por su producción disminuida.

Preocupa que los recurrentes subejercicios en sectores prioritarios se destinen a Pemex y CFE en un contexto en el que pueden y necesitan contar con inversión privada. El PIB será de menor tamaño a lo estimado y junto con las presiones de los intereses de la deuda y de pago de pensiones, pueden hacer que se incumpla con la trayectoria de deuda en relación al PIB del Paquete Económico 2019.

Mensajes principales

    • La SHCP estima 47 mmdp[1] menos de ingresos presupuestarios para el cierre de 2019, respecto a la Ley de Ingresos. La SHCP estima que serán compensados con los recursos del FEIP[2] por 121 mmdp. Sin embargo, nos preocupa la rendición de cuentas de dicho fondo, ya que compensa ingresos de la bolsa general sin contrapeso y vigilancia del Congreso. Hasta el momento el reporte de Hacienda no contiene medidas básicas de transparencia y de acompañamiento de adecuaciones al gasto público.
    • La posición de Pemex y CFE luce más deteriorada, si la comparamos con lo programado a junio. Éstas, por lo demás, siguen absorbiendo los recursos que el GF está subejerciendo. El GF tuvo un déficit (-157 mmdp); Pemex y CFE ‘hundieron’ de igual manera el balance (-94 mmdp). En conjunto el déficit del SP fue de 119 mmdp. (Ver Gráficas 1 y 2)
    • El balance primario[3] del SP y del GF fue insuficiente para cubrir el pago de intereses. Se observó un esfuerzo loable por alcanzar de nuevo un balance positivo (a punta de política de austeridad), en una situación similar a la observada en junio de 2013, a inicios del sexenio de Peña Nieto. Con todo, el contexto fue adverso: el costo financiero llegó a los niveles más alto desde 1991, y creció 5% con respecto a junio de 2018. (Ver Gráfica 4)
    • La deuda pública federal se ubicó en 43.5% del PIB[4], en su expresión más amplia (Saldo Histórico de Requerimientos Financieros del Sector Público: SHRFSP). Esta creció respecto al primer trimestre del año en 0.5 % del PIB (39 mmdp)
    • Al sumar todos los ingresos presupuestarios, se registró un leve incremento de 0.6 % real respecto al año anterior. Los ingresos del GF subieron 1.7% real, aunque los ingresos por IVA exhibieron un retroceso (-0.4 %). La recaudación de IEPS gasolinas (+69%), ISR (1.5%) y los no tributarios no petroleros compensaron la caída en los ingresos petroleros (-20%). Los ingresos de Pemex continúan con rezagos fuertes (-18%). (Ver Gráfica 9)
    • La producción de crudo de Pemex continúa con récords de mínimos desde 2009. Presentó una caída de 11% (-208 mbd[5]) respecto al segundo trimestre del año previo. (Ver Gráfica 11)
    • Los ingresos totales del GF van en línea con lo aprobado para junio 2019 (+0.6%). En contraste, los ingresos presupuestarios van 2.5% por debajo de lo aprobado para el mes de junio. Los ingresos por IEPS van por arriba, pero los ingresos por IVA y petroleros del GF van rezagados.
    • Se acentúa la caída del gasto público respecto al año anterior (-130 mmdp), que también es menor de lo aprobado (-176 mmdp), lo que pone el riesgo una adecuada provisión de servicios públicos. El gasto del SP y del GF disminuyeron en 4 % respecto al año previo. La inversión física del SP se redujo 17 %, mientras que la del GF se desplomó 25 % (ver Gráfica 5).
    • La composición del gasto se sigue deteriorando: el porcentaje que representa la inversión del gasto corriente se mantiene en 17 %. Este es el valor más bajo desde 2009, previo a la crisis económica. (Ver gráfica 6)
    • Los ejecutores que llevan un gasto por arriba de lo calendarizado son CFE (11% ó 25 mmdp), Energía (1,290% ó 27 mmdp) y Economía (116% ó 3 mmdp). (Ver Gráfica 7)
    • Los ejecutores de gasto que impulsaron el subejercicio al gasto calendarizado fueron: Pemex (-6% ó -47 mmdp), IMSS (-16% ó -27 mmdp), Intereses de la deuda pública (-8% ó -21 mmdp), Ramo 23 (-22% ó -15 mmdp), Educación (-8% ó -12mmdp), Aportaciones a Seguridad Social (-3% ó -12 mmdp) y Trabajo y Previsión Social (-62% ó -10mmdp). (Ver Gráfica 8)
    • Se mantiene el subejercicio del gasto en salud: la Secretaría de Salud, IMSS e ISSSTE presentaron un subejercicio de 40 mil millones de pesos (-7%) en relación al presupuesto aprobado para junio 2019.
  • Los programas de entrega de subsidios con reglas de operación presentan un subejercicio de 41 mmdp (sin considerar Pensión para Adultos mayores). Al contrario de los programas de subsidios sin reglas de operación (considerando Pensión para adultos mayores) presentan un sobreejercicio respecto a lo programado de 7mmdp.
    • Jóvenes Construyendo el Futuro ha ejercido el 18% de su presupuesto anual (8mmdp de los 44mmdp).
    • Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez ha ejercido el 85% de su presupuesto anual. (14mmdp de los 17 mmdp).
    • Sembrando Vida ha ejercido 27% de su presupuesto anual (4mmdp de los 15mmdp)
    • Fondo Minero ejerció 3mmdp a pesar de no tener presupuesto aprobado.
    • PROSPERA Programa de Inclusión Social tiene un subejercicio de 30 mmdp, ha gastado el 20% de su presupuesto anual. (13mmdp de los 68mmdp)
[1] Miles de millones de pesos constantes.
[2] Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) con una disponibilidad de 296 mil millones de pesos al segundo trimestre de 2019.
[3] Ingresos menos gastos antes del pago del costo financiero.
[4] Se utilizó la estimación del PIB de Inegi al primer trimestre y el crecimiento oportuno para el segundo.
[5] Miles de barriles diarios

Los Números de Erario: junio 2019
Infogram
TAGS :