POSTED BY Alejandro García 5 marzo, 2019

Los primeros números completamente atribuibles a la administración de López Obrador

¿Qué nos dicen los principales indicadores de finanzas públicas al primer mes de 2019?

Puntos clave

    1. El balance público fue negativo (-42 mil millones de pesos), Pemex y CFE fueron los que generaron dicho déficit, ya que el Gobierno federal tuvo un balance positivo (1 mil millones de pesos).
    2. Por vez primera en un enero, después de 2015, los ingresos menos gastos (Balance Primario) del Gobierno federal son suficientes para el pago de intereses de la deuda.
    3. Los ingresos presupuestarios tuvieron una caída de 7.5% real respecto al año anterior. Los ingresos negativos de Pemex (-2 mil millones de pesos) fueron los que contribuyeron a dicha caída.
    4. Al mismo tiempo los ingresos por IVA disminuyeron 12%, los ingresos por el ISR incrementaron 1.2% y el IEPS de gasolinas incrementó 126% . Los ingresos petroleros del Gobierno federal aumentaron 20% a pesar de lo sucedido con PEMEX.
    5. La inversión física del Sector público se incrementó 14% respecto al año anterior, la totalidad de este incremento fue para las Empresas productivas del Estado (PEMEX y CFE). Mientras que la inversión física del Gobierno federal se redujo en 11% real.
    6. El gasto del Gobierno federal disminuyó 2% respecto al año anterior, principalmente por recortes en Adefas, Educación, Salud y en el Poder judicial.
    7. El costo de la deuda (pago de intereses) del Gobierno federal se incrementó en 35% real respecto al año previo lo que seguirá presionando y desplazando otros gastos prioritarios.
  1. La deuda pública federal en su más amplia versión (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público) ascendió a 10.4 billones de pesos a enero de 2019. De lo que aquí se reportado, no incluye la baja de la perspectiva de la calificación crediticia de Pemex. Esto puede agravar el incremento en el gasto en intereses de la deuda al hacer más costoso el endeudamiento del sector público.

El balance público fue negativo y el costo del pago de intereses de la deuda va en ascenso

Se observó un balance del Gobierno federal positivo y fortalecido respecto al año anterior. Aunque si se considera la situación de Pemex y CFE dicho balance (del sector público en conjunto) presenta un retroceso. Las empresas productivas del estado presentaron un balance negativo de -103 mil millones de pesos. Dicho balance repercutió en el endeudamiento neto de Pemex de 61 mil millones de pesos.

El balance primario del Gobierno federal presentó al primer mes un incremento, respecto al mismo mes del año anterior, de 239% real.  Sin embargo, el costo financiero se incrementó en 35% real, siendo el costo para el pago de intereses más alto de un enero desde 1990.

Por vez primera en un enero, después de 2015, los ingresos menos gastos del Gobierno federal son suficientes para el pago de intereses de la deuda. Preocupa la continua presión que genera que el incremento constante de los intereses de la deuda en las finanzas públicas.

balance primario enero
Infogram

Gasto público

El gasto total del Gobierno federal observó una disminución de 2.1% real respecto a enero de 2018. Esta disminución estuvo impulsada por el recorte en las Adefas (adeudos de ejercicios fiscales anteriores) y en inversión física. Por el contrario, el costo financiero y los “subsidios/transferencias se incrementaron en 35% real y 4.7% real, respectivamente.

    • Si analizamos el gasto por responsable, descubrimos que los que más se incrementaron respecto del año anterior fueron los relacionados con el pago de obligaciones del Gobierno federal y subsidios: Aportaciones a Seguridad Social, “Ahorradores y deudores de la Banca”[1], Bienestar, Aportaciones (Ramo 33), Intereses de la Deuda.
    • El costo financiero de la deuda de todo el Sector Público presentó un incremento de 14% ó 8 mil millones de pesos, respecto a enero de 2018. Este incremento en un mes corresponde al total del gasto aprobado para el “Programa Nacional de Reconstrucción[2]
  • Mientras que los Ramos que presentaron los mayores recortes (en monto) respecto al año anterior: Adefas, Educación Pública, Poder Judicial y Salud. Preocupa el recorte para la provisión de servicios públicos en salud, justicia y educación (SEP y Conacyt).

A pesar que la inversión física del Sector público se incrementó en 14% real respecto al año anterior, la totalidad de este incremento fue para las Empresas productivas del Estado (PEMEX y CFE). Esto se concluye porque la inversión física del Gobierno federal se redujo en 11% real. Preocupa que en sectores donde puede haber inversión privada, la inversión pública se distraiga de sectores prioritarios que den atención a la población. De igual manera, el gasto de adeudos de ejercicio fiscales anteriores.

Ingreso público

Los ingresos del Gobierno federal en enero de 2019 aumentaron 4.1% real (15 mil millones de pesos), respecto a lo observado en enero de 2018. El aumento fue impulsado por ingresos petroleros (transferencias de Pemex a Gobierno federal) e ingresos tributarios, especialmente el ISR y el IEPS a gasolinas y diésel. Al mismo tiempo los ingresos por IVA disminuyeron 12.3% real (12 mil millones de pesos).

    • Los ingresos tributarios incrementaron 2.3% real (7 mil millones de pesos), dónde el ISR 1.2% real (2 mil millones de pesos). El IEPS de gasolinas incrementó 126% real (16 mil millones de pesos).
  • El Gobierno federal tuvo mayores ingresos a los estimados por la propia SHCP para enero, por un total de 11 mil millones de pesos.

Recursos federalizados

Los recursos transferidos a los estados y municipios por el Gobierno federal –Ramos 28, 25 y 33- incrementaron respecto a enero del año anterior 1.4% real. Esto tuvo tres componentes que no fueron en el mismo sentido. Por un lado, las Aportaciones federales (Gasto etiquetado) incrementó 4.2%, por otro las Participaciones (Gasto no etiquetado) disminuyeron en 1.2% real. Los recursos para el Seguro Popular disminuyeron en 46% real.

Deuda pública

La totalidad de recursos necesarios (RFSP[3]) por el Sector Público, en enero, fue de 18.4 mil millones de pesos. Para un mes de enero se situó en un nivel similar a lo observado en 2017 y 2014. Aunque no superó los montos requeridos en 2009, 2015 ó 2016, es necesario continuar con seguimiento puntual de este indicador para conocer el endeudamiento neto del sector público.

La deuda pública federal en su más amplia versión (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, SHRFSP) ascendió a 10 billones 460 mil millones de pesos a enero de 2019. De la información que aquí se consideró y reportó a enero, no incluye la noticia de la baja de la perspectiva de la calificación crediticia de Pemex[4]. Esto pudiera agravar la situación del incremento en el gasto en intereses de la deuda al hacer más costoso el endeudamiento del sector público.

Es importante hacer notar que sin modificar las reglas de trasferencias de recursos y la recaudación tendremos un escenario particular en 2019:

  • un mayor gasto por parte del Gobierno federal en las Empresas productivas del Estado,
  • un mayor nivel de endeudamiento,
  • mayores demandas sociales por servicios públicos de salud de calidad,
  • Menor inversión pública del Gobierno federal
  • mayor gasto de pensiones y
  • cada vez mayores transferencias a Estados y municipios sin estar vinculados a resultados de política pública

Revisa las gráficas interactivas de Erario a enero 2019: Aquí

[1] Corresponde al Ramo 34: Programas de Apoyo a Ahorradores y Deudores de la Banca. Aquí se incluye el gasto del Instituto de Protección al Ahorro (IPAB), el pago del Fobaproa y otros pagos de obligaciones de deuda pública.
[2] Programa con el componente de Educación, Bienestar, Cultura y Desarrollo agrario y territorial. Clave U281
[3] Requerimientos Financieros del Sector Públicos.
[4] liga a noticia
TAGS :