POSTED BY Alejandro García 31 mayo, 2019

Las malas noticias se acumulan en torno a los recortes del Gobierno, que en proporción le están pegando más a la inversión que al gasto de operación. Esto afecta negativamente la composición del gasto público. Además, Pemex sigue absorbiendo los recursos que el Gobierno federal está ahorrando, pues sus ingresos no han dejado de desplomarse.

En los primeros cuatro meses del año se profundizó el desplome de la inversión física del Sector público (SP), que cayó 17% (en marzo fue 13%), mientras que la caída en la inversión del Gobierno federal (GF) fue 30% (en marzo fue 31%). Preocupa que se siga deteriorando la composición del gasto público: la proporción del gasto de inversión respecto al de operación del GF sigue a la baja. ¿Por qué resulta tan preocupante? Entre otros factores, la falta de inversión en este rubro pone en riesgo el mantenimiento y reparaciones de instalaciones para brindar una adecuada provisión de servicios públicos. Abre la puerta a la decadencia de la infraestructura.

    • Pemex sigue absorbiendo los recursos que el GF está ahorrando. El GF tuvo un balance positivo (39 mmdp), pero Pemex y CFE impulsaron de manera negativa el balance (-100 mmdp), que sigue creciendo. En conjunto el superávit del SP fue de 38 mmdp. Esto superó lo aprobado, pues se aprobó un déficit, para el SP para el mes de abril de igual manera que para el Gobierno federal. (Ver Gráfica 1 y 2)
    • El balance primario[1] del SP y del GF fue suficiente para cubrir el pago de intereses, situación no observada desde 2013, si no se consideran los ingresos extraordinarios de los remanentes de operación del Banxico. Se observa una mejor situación respecto a lo aprobado tanto para el SP como para el GF. (Ver Gráfica 4)
    • Continúa la caída tanto en la recaudación por IVA como en los ingresos petroleros, con respecto a abril 2018. Pero, la recaudación de IEPS (+62%), ISR y no tributarios no petroleros compensaron estas disminuciones, en contraste con los de Pemex, que continúan desplomándose (-33%). Los ingresos totales del GF subieron 2.8% real, aunque los ingresos por IVA siguen exhibiendo debilidad y cayeron 1.8%. Al sumar todos los ingresos del sector público presupuestario, estos tuvieron una leve caída de 0.1% real respecto del año anterior.  (Ver Gráfica 9)
    • Los ingresos totales del GF van en línea con los aprobados para abril 2019 (+1%). Los ingresos por IEPS van por arriba, pero los ingresos por IVA y petroleros del GF van rezagados. En contraste, los ingresos del sector público presupuestario van 3% por debajo de lo aprobado para el mes de abril.
    • Se ha gastado menos que el año anterior, pero también menos de lo planeado y aprobado para este año, lo que pone el riesgo una adecuada provisión de servicios públicos. El gasto del SP y del GF disminuyeron en 6%, respecto al año previo. La inversión física del SP incrementa su caída, se redujo 17%, mientras que la del GF se desplomó 30% (ver Gráfica 5).
    • Lo que no deja de aumentar (5%) son los intereses de la deuda de todo el SP y la inversión financiera del Gobierno en las empresas productivas; sin duda, esto terminará presionando la situación del balance público. (Ver Gráfica 11)
    • La disminución de gasto se localiza en Adefas (-87%), Ramo 23 (-41%), Educación (-16%), Comunicaciones y Transportes (-61%) y Agricultura y Desarrollo Rural (-44%). (Ver Gráfica 8)
    • El gasto en la Secretaría de Salud presentó un recorte de 4 mil millones de pesos (-10%) respecto al mismo mes de 2018.
    • En relación con lo aprobado para 2019, el gasto también va rezagado y exhibe subejercicios. El SP en conjunto arrastra un subejercicio de 6% o 112 mmdp. Por su parte, el gasto exclusivo del GF exhibe un subejercicio de 6% o 82 mmdp en relación al PEF, lo que afecta la provisión oportuna y adecuada de servicios al público. (Ver Gráfica 6)
    • Los ejecutores que llevan un gasto por arriba de lo calendarizado son CFE (20% o 29 mmdp), Energía (947% o 17 mmdp) y Bienestar (6% o 2 mmdp). El gasto en subsidios e inversión financiera es el que provoca este aumento. (Ver Gráfica 7)
  • Los ejecutores de gasto que impulsaron el subejercicio al gasto calendarizado fueron: Pemex (-31 mmdp o -15%), IMSS (-23 mmdp o -10%), Educación Pública (-14 mmdp o -13%), Adefas (-12 mmdp o -58%), Comunicaciones y Transportes (-8mmdp o -43%) y Ramo 23 (-11mmdp o 23%). (Ver Gráfica 8)
[1] Ingresos menos gastos antes del pago del costo financiero.

TAGS :