POSTED BY Alejandro García 17 octubre, 2018

Las cifras de finanzas públicas del Gobierno federal a agosto de 2018 ya están disponibles.

Puntos clave

  • El ritmo de crecimiento del gasto corriente del Gobierno federal (4.5% real) respecto al año anterior supera por mucho el de sus ingresos tributarios[1] (0.9% real).  El aumento del gasto fue impulsado en gran medida por el incremento del gasto no programable, que presentó un aumento de 10% real respecto al mes de agosto 2017. Preocupa que el gasto corriente creció mucho más que los ingresos recurrentes del Gobierno federal.
  • Los ingresos totales del Gobierno federal tuvieron un incremento importante proveniente de los ingresos no recurrentes. Esto se reflejó en el crecimiento de ingresos petroleros e ingresos no tributarios no petroleros “Aprovechamientos”. Esto último puede explicarse por la necesidad de ingresos y la ausencia de un Remanente de Operación del Banxico (ROBM).
  • La deuda pública en su más amplia expresión (SHRFSP) se incrementó respecto al mes anterior en 157 mil millones de pesos. La deuda sumó al mes de mayo 10 billones 166 mil millones de pesos. La propia SHCP espera que para 2018 cierre en 10 billones 661 mil millones de pesos, por lo que se espera que incremente 494.6 mil millones de pesos en lo que resta del año.

El balance primario es positivo, pero el déficit sigue

Los ingresos del Gobierno federal fueron menores a sus gastos a agosto de 2018, por lo que, su balance total[2] fue negativo; presentó un déficit de 1% del PIB[3].

Lo anterior muestra que, continúa existiendo un faltante de recursos para que el Gobierno federal pueda cubrir los intereses de la deuda sin tener que recurrir a financiamiento. Las presiones para que el endeudamiento del Gobierno federal siga en incremento son una realidad.

Balance total del Gobierno federal (agosto)

Fuente: Elaborado por México Evalúa con información de Inegi y Estadísticas Oportunas de la SHCP.

Preocupa la composición del gasto público. Mientras que cada vez es menor la proporción de gasto que se destina a inversión física, continúa en aumento el gasto corriente del Gobierno federal. Para agosto de 2018, el porcentaje de inversión física respecto al gasto corriente fue 16%. En esta administración, desde 2014, se observó un franco retroceso en la proporción Inversión física / Gasto corriente. Situación que no sucedió con el gasto corriente, el cual únicamente disminuyó en 2017, para recuperar su trayectoria ascendente en 2018.

El gasto corriente a agosto de 2018 se incrementó en 143 mil millones de pesos respecto al mismo mes del año anterior. En el mismo periodo, el gasto en inversión física se incrementó 21 mil millones de pesos.

Por otro lado, el balance primario es positivo, lo cual es una buena noticia. Sin embargo, su tamaño continúa siendo insuficiente. Esto significa que los ingresos del gobierno no son suficientes para cubrir los intereses de la deuda. Es decir, el Gobierno federal debe pedir prestado para pagar el monto de intereses de su deuda. El balance primario, positivo y suficiente para  pagar dichos intereses, es el primer paso para aspirar a tener finanzas balanceadas. De lo contrario, seguirán las presiones para que el endeudamiento del Gobierno federal siga en aumento.

La deuda aumentó y así seguirá

La deuda pública federal en su más amplia versión (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, SHRFSP) ascendió a 10 billones 166 mil millones de pesos, al mes de agosto 2018. Esto significó un incremento de 157 mil millones de pesos comparado con lo observado el mes pasado de este mismo año.

Sigue aumentando el costo financiero de la deuda, presentó un incremento de  10% real respecto al mismo mes del año anterior. Esto quiere decir que, de continuar con la misma tendencia, en 7 años este monto se duplicaría.

  • El gasto total del Gobierno federal observó un incremento de 3% real respecto a agosto 2017. Este aumento estuvo impulsado por el gasto no programable. El incremento de 10% real (89 mil millones de pesos) del gasto no programable -pagos de obligaciones en los que destaca el pago de intereses de la deuda- fue impulsado principalmente por el costo financiero, que registró un incremento de 10% comparado con el mismo mes del 2017.
  • El gasto programable[5], el que se destina a financiar los programas y servicios públicos, tuvo una disminución de 0.5% real (9.8 mil millones de pesos) respecto al mismo periodo del año anterior. Si no se considerara el gasto en inversión financiera realizado en 2017 por la recepción y uso de una parte del ROBM, el gasto programable hubiera presentado un aumento. Esto debido a que todos los otros rubros de gasto dentro del gasto programable se incrementaron respecto al año previo.

Los Ramos presupuestarios que más incrementaron su gasto respecto al mismo mes del año anterior fueron los relacionados con el pago de obligaciones del Gobierno federal: Adefas, Participaciones a Entidades y municipios, Aportaciones a Seguridad Social y sobresale Sagarpa.

Consulta el gasto por cada Ramo presupuestario aquí: https://www.mexicoevalua.org/cajanegra/portfolio/gasto-acumulado-por-dependencia/

Mientras que los Ramos que presentaron los mayores recortes al mes de agosto 2018 respecto a agosto 2017 fueron: Salud, Educación Pública, Comunicaciones y Transporte y Hacienda y Crédito Público. Preocupa el recorte para la provisión de servicios públicos en salud, transporte y educación.

¿Cuántos recursos ingresaron?

  • Los ingresos del Gobierno federal a agosto de 2018 disminuyeron en 8% real (-225 mil millones de pesos), respecto a lo observado en agosto de 2017. El efecto preponderante fue impulsado por ingresos no tributarios no petroleros y el IEPS. Los ingresos del Gobierno federal a agosto 2018 no fueron suficientes para cubrir el nivel de gasto observado en el mismo periodo.
  • Sin considerar la recepción del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM)[6] en 2017, los ingresos totales del Gobierno federal aumentaron respecto al mes de agosto del año anterior (4.5% real). Respecto a los ingresos estimados en la Ley de Ingresos 2018 (LIF 2018), estos si incrementaron en mayor proporción al octavo mes de este año (11%).
  • El incremento en los ingresos con respecto a agosto del año anterior estuvo impulsado por el aumento en los ingresos petroleros (16%) y especialmente el IVA (7%). En cambio el IEPS presentó una caída de 17% real respecto al mismo mes del 2017, debido al desplome del IEPS a gasolinas y diésel de -29% real en el mismo periodo. Los ingresos no tributarios no petroleros del Gobierno federal presentaron un incremento de 35% con respecto a agosto de 2017, sin considerar la recepción del Remanente de Operación de Banxico en 2017.
  • En relación a la Ley de Ingresos 2018 (LIF), el Gobierno federal obtuvo más ingresos de los aprobados para julio 2018. (Tributarios 5% arriba, “no tributarios no petroleros” 116% más y petroleros 20% adicionales). Esto le permitió asignar ingresos excedentes por 264 mil millones de pesos, un 11% mayor a lo estimado y aprobado en la LIF. Se puede ver que la subestimación de ingresos continúa como práctica recurrente.

Más información de indicadores de ingresos en : https://www.mexicoevalua.org/cajanegra/indicadores-de-ingreso/

Para volver a los Números de Erario y ver los indicadores principales del mes de agosto da click aquí

[1] Sin considerar el ROBM recibido por el Gobierno federal, acumulado al mes de abril de 2017.
[2] El balance total del Gobierno Federal mide la cantidad de recursos sobrantes o faltantes  después de realizar su gasto total por año. A los ingresos del gobierno federal se le resta el gasto total que ejerció en el año. Este balance excluye al sector paraestatal (Pemex, CFE, IMSS e ISSSTE).
[3] Producto Interno Bruto al segundo semestre de 2018 cifras anualizadas a precios corrientes.
[4] El tipo de cambio (USD / MXN) es la equivalencia de pesos por un dólar.
[5] Tanto el gasto programable como el no programable del gobierno federal excluyen a las empresas productivas del estado (Pemex y CFE) y entes de control directo (IMSS e ISSSTE). El gasto programable es aquel que usa el gobierno para proveer bienes y servicios a la población, así como el gasto en programas sociales y todo aquello necesario para la operación de las instituciones gubernamentales.
El gasto no programable del gobierno federal es aquel que usa para financiar el pago de sus obligaciones. No corresponden de manera directa a la provisión de bienes y servicios públicos a la población.
[6] Los ingresos adicionales por el ROBM dependen del valor del peso mexicano respecto al dólar. Son básicamente ganancias cambiarias que se obtienen por las reservas que tiene el Banco de México en dólares.
TAGS :