“Hacia una persecución penal estratégica” pretende detonar la conversación en torno a estos instrumentos, más que intentar respuestas definitivas. El documento se compone de tres policy briefs que desarrollan las definiciones y alcances de diversos conceptos asociados con la política, así como una metodología y posible ruta institucional para su implementación. El documento se construyó privilegiando la flexibilidad, en el entendido de que la adopción de políticas en un país federal necesariamente implicará variaciones para responder a distintos contextos sociales y políticos, pero sin desatender ciertos mínimos que contribuyan a homologar la calidad de la procuración de justicia en el país.