Laurence Pantin (@lpantin) / El Sol de México 

La polémica en torno a la remuneración de los jueces está en boca de todos, y sin embargo reina una gran confusión.

Por un lado, el presidente dice que no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Por ello, Morena propuso una Ley Federal de Remuneraciones que prevé que ningún funcionario federal  podrá ganar más que los 108 mil pesos que recibirá el presidente.

Por otro lado, integrantes del Poder Judicial Federal (PJF) argumentan que esta Ley representa un ataque a la independencia judicial por contravenir el artículo 94 de la Constitución, que indica que no pueden reducirse los sueldos de los más altos funcionarios judiciales durante su encargo.

Este argumento no es muy sólido si se toma en cuenta que la propuesta de reducción de las remuneraciones no va dirigida únicamente al PJF. En cambio, lo es si se considera la serie de iniciativas de reformas al PJF que han presentado legisladores de Morena y de sus partidos aliados, después de rechazar la propuesta del Consejo de la Judicatura Federal de participar del esfuerzo de austeridad realizando recortes en otros rubros de su presupuesto, mas no en los sueldos.

Aunque los legisladores arguyen la necesidad de fortalecer la independencia del PJF o combatir la corrupción y el nepotismo en su seno, es difícil no ver por el contexto en el que se presentaron estas iniciativas una voluntad de someterlo. La propuesta de derogar las normas constitucionales que protegen las remuneraciones de funcionarios judiciales es particularmente peligrosa, sobre todo a nivel estatal, donde los gobernadores podrían reducir los sueldos de los juzgadores si éstos no se alinean con sus intereses. No es irrelevante que otros países, como Australia, Canadá o Estados Unidos, cuenten con la misma protección constitucional de los sueldos de funcionarios judiciales.

El caso canadiense es ilustrativo. Cuando tres provincias redujeron los salarios de los funcionarios, incluso los jueces, la medida fue impugnada no solamente por los mismos jueces, sino por acusados en procesos judiciales que estimaban que la disminución salarial podía mermar su independencia e imparcialidad. La Corte Suprema declaró que un recorte de esta naturaleza puede ser constitucional si 1) atiende a circunstancias objetivas y excepcionales; 2) se dirige a todos los funcionarios públicos y no sólo a los jueces; 3) éstos cuentan con un órgano técnico de representación que formula propuestas a la instancia encargada de fijar los salarios.

A nivel federal, este órgano técnico e independiente está compuesto por un miembro del Poder Ejecutivo canadiense, uno del Judicial y un tercero escogido entre los dos. Cada cuatro años, esta Comisión sobre Remuneraciones y Prestaciones Judiciales elabora recomendaciones al gobierno, con base en las condiciones económicas, el papel de la seguridad financiera para garantizar la independencia judicial y la necesidad de atraer candidatos destacados a la judicatura.

Estos criterios podrían ser una guía en nuestro país para fijar el nivel de remuneración de los funcionarios del PJF y la creación de una comisión técnica e independiente que pueda analizar y realizar propuestas sobre este tema podría permitir destrabar el conflicto entre poderes.

Al respecto, el ministro Alberto Pérez Dayán propuso que “los diputados integren una comisión que evalúe el grado de competitividad que deben tener los servidores públicos”[1], mientras que el presidente consideró que sería oportuno que el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM se pronunciara sobre el tema de los sueldos[2].

Ahora bien, el atributo indispensable para que funcione una comisión de esta naturaleza es su independencia. Una negociación directa entre el PJF y el presidente, sin intermediación de un órgano independiente, evocaría las formas del PRI hegemónico. No sería deseable que el conflicto se resolviera de esa manera.

[1]Carrasco, J. (16 de diciembre de 2018). El Estado, a prueba. Proceso, pp. 6-10.

[2]https://lopezobrador.org.mx/2018/12/13/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-3/