La violencia letal en Guanajuato incrementó notoriamente a inicios de 2018 y durante el año el problema se ha agudizado. En los primeros nueves meses se cometieron 1,947 asesinatos. Es decir, fueron ejecutadas siete personas por día, en promedio. Tan sólo en septiembre, se registraron 334 víctimas de homicidio, 11 cada día.

Guanajuato no sufría este nivel de violencia y ahora resalta por estar entre los estados más peligrosos del país. Entre enero de 2015 y septiembre de 2018, los asesinatos incrementaron en 398%.

Los homicidios cometidos en la entidad este 2018 ya superan en 77% el número de víctimas de 2017, faltando tres meses para que acabe el año.

 

 

La tasa de homicidio doloso mensual en Guanajuato es del doble que la nacional. Para septiembre alcanzó los 5.2 homicidios, mientras que la tasa promedio del país se encuentra en 2 homicidios.

 

 

54% de los homicidios de Guanajuato se concentran en seis de sus 46 municipios.

Al analizar la distribución de la violencia letal en el estado, encontramos que seis municipios concentran más de la mitad (53.7%) de los homicidios perpetuados en lo que va del año: León (13.4%), Irapuato (13.1%), Salamanca (9.6%), Celaya (7.4%), Silao de la Victoria (5.2%) y Pénjamo (5.0%).

Los municipios donde se ha recrudecido la violencia este 2018, con las tasas más altas de homicidio, se ubican al sur de la entidad.

 

 

 

Incremento alarmante de homicidios a nivel local

Particularmente, preocupa que los municipios con mayor población registren un incremento sustancial en su tasa de homicidio doloso de 2017 a 2018.

 

 

También observamos que la violencia no ha disminuido en los municipios que tenían las tasas más altas de homicidios el año pasado. De hecho, los nueve municipios con tasas más altas en 2017 registraron un incremento en sus homicidios dolosos.

 

 

 

La tasa de homicidio doloso creció por encima del 400% en ocho municipios, entre los que están Irapuato (536%) o la ciudad de Guanajuato (794%).

 

 

Más allá de los homicidios: otros delitos

¿El incremento de los homicidios dolosos está relacionado con otros delitos? Al analizar las cifras del estado,  nos percatamos que no todos los delitos de alto impacto aumentaron de manera similar a los asesinatos. Solo hubo incrementos en los robos de vehículos con violencia, robos a negocio con violencia y narcomenudeo. También se registra un incremento en las cifras de extorsión, aunque el número es muy bajo.

 

 

Además, en 2017 Guanajuato fue el líder nacional en robo de combustible (comúnmente conocido como huachicoleo). De los mil 071 kilómetros de ductos que tiene PEMEX en México, 290 kilómetros atraviesan el estado conectando la refinería de Salamanca con Guadalajara, León, Zacatecas, Morelia y Tula. Aunque el número de tomas clandestinas de combustible ha disminuido en 7% en lo que va de 2018 respecto al mismo periodo del año anterior, Guanajuato ocupa la tercera posición a nivel nacional. Este delito se ha relacionado con enfrentamientos, incendios y violencia.

 

 

Al analizar la distribución de la violencia letal de Guanajuato encontramos un patrón visible: los homicidios se concentran en municipios en donde se ha disparado el robo de combustible en los últimos años. La lección es clara, de nuevo: necesitamos realizar diagnósticos locales para entender las dinámicas delictivas y, con base en ello, implementar estrategias focalizadas que atiendan eficazmente este problema.

 

Descarga la infografía completa aquí.