La siguiente administración de la Ciudad de México, enfrentará un reto mayúsculo: los niveles de violencia letal, mismos que han seguido escalando en los últimos cinco años.

De 2012 a 2017, los homicidios dolosos incrementaron en 13 de las 16 delegaciones. Sólo en tres demarcaciones (Iztacalco, Azcapotzalco y Cuajimalpa) disminuyó este delito. Adicionalmente, tres delegaciones (Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza) que ya en 2012 eran consideradas las más inseguras, incrementaron su letalidad.

Es importante destacar que existen factores sociodemográficos, económicos, ambientales y psicológicos que explican las dinámicas de la violencia. Con base en el análisis de la política de seguridad en los años pasados, desde México Evalúa proponemos construir la seguridad pública desde abajo: diagnósticos locales, diseñar soluciones concretas y fortalecer a las instituciones de seguridad, mediante metodologías basadas en evidencia, como lo es el análisis espacial del delito.

Fuente: Datos obtenidos del SESNSP y de las proyecciones de población de CONAPO.